Sección Titulares en FMUC 104,5

Funcamama realizó conversatorio en el Hospital Oncológico

Superar nuestras limitaciones pasa por hacer un trabajo interno. Reflexionar sobre donde me encuentro y a donde quiero llegar. Las afecciones de salud llegan a nuestras vidas para retarnos, para que aprendamos a sacar lo mejor de nosotros mismos, así lo manifestó Didi Rufus, abogado y artista plástico, durante su participación en el conversatorio que tuvo como tema “El Mejor Regalo” realizado el pasado miércoles 12 de julio en el Hospital Oncológico Dr. Miguel Pérez Carreño de Naguanagua, bajo la coordinación de la Psicóloga Scarlet Celis, del equipo médico de Funcamama. En esta oportunidad el encuentro tuvo un toque especial porque estuvo enmarcado en el 21º Aniversario de Funcamama.

Las palabras de bienvenida las ofreció Luisa Rodríguez Táriba, presidenta de Funcamama, quien destacó que “es muy significativo nos encontremos aquí con esta actividad, ya que hace 21 años la idea de crear Funcamama nació en estos pasillos mientras acompañábamos a nuestros familiares. Para aquel entonces las condiciones eran más precarias y apenas estábamos dando los primeros pasos en este camino. Hoy nos complace ver como ahora se cuenta con unas maravillosas instalaciones donde se brinda una excelente atención y nosotros seguimos acompañando ya con más experiencia. En esta alianza de Funcamama y el Hospital Oncológico el objetivo común es beneficiar a nuestras usuarias y usuarios. Nos debemos a ustedes, por eso ustedes son nuestro mejor regalo. Gracias por permitirnos ayudarles”.

A continuación, intervino Didi Rufus, nombre artístico de Diana Carolina Diaz, para ofrecer su testimonio de resiliencia, ya que se trata de una persona diagnosticada con polidactilia y otras afecciones óseas, por lo cual su horizonte de vida se presentaba muy limitado y frustrante para preocupación suya y de sus familiares. Pero ella decidió asumir el reto de superar esas limitaciones, primero logrando culminar una carrera académica. Luego, saliendo del encierro en su casa para participar en maratones deportivos, compartiendo incluso con atletas de alta competencia y emprendiendo por su cuenta una actividad que anhelaba realizar, como lo es la pintura. De manera autodidacta fue creando y desarrollando esta vocación, promoviéndola por las redes sociales con tanto éxito que ha podido viajar por varios países del mundo mostrando sus obras artísticas.

“El arte me permitió renacer, superar los miedos, comprender que las barreras se las pone uno mismo. Descubrí que uno debe buscar su propio camino no seguir el que te indiquen los demás. No fragilizarnos sino fortalecernos, porque la salud es un acto individual. Para mi no fue un proceso fácil, pero seguí adelante y aquí estoy, alegre y orgullosa de lo que soy y de lo que hago. Para mí también el mejor regalo es compartir hoy con todos ustedes”, manifestó la invitada.

Para concluir, Didi Rufu obsequió a los asistentes el dibujo de un mandala firmado por ella para que cada quien lo coloreara y después lo compartiera en las redes sociales.

Esta actividad forma parte del programa de apoyo emocional «Quiérete» de Funcamama, en este caso con el proyecto “La vida es bella hoy”, un ciclo de charlas y conversatorios que tiene como finalidad ofrecer apoyo psicológico y emocional a personas en tratamiento y consultas, así como a cuidadores del Hospital Oncológico de Naguanagua. La actividad se cumple el primer miércoles de cada mes, con entrada libre.

Texto: NDP Funcamama
Foto: Cortesía
Julio, 22, 2023

Telf.: +58(241)6004000/ +58(241)6005000
Av. 107 C.C. Prebo Nivel Terraza, locales S02-S03, Valencia Edo. Carabobo